Cómo proteger tu router de los amigos del wifi ajeno

Cómo evitar que te roben el wifi

Proteger tu router es vital para que nadie se beneficie de tu red Wi-Fi sin tu permiso.

A todos nos ha pasado en un momento dado. Si has empezado a notar que tu conexión va más lenta o si simplemente quieres proteger tu router de los amigos del Wi-Fi ajeno, prueba a seguir estos consejos para proteger tu conexión.

¿Cómo saber si me están robando el Wi-Fi?

¿Te has pasado siglos buscando la mejor oferta fibra óptica y móvil y ahora sospechas que alguien más la está usando? Si es así, debes saber que hay algunos métodos para saber si alguien está usando tu fibra sin tu permiso. 

Existen algunas aplicaciones que te pueden decir qué dispositivos e IPs están conectados a tu red. Algunas de ellas son Fing (para dispositivos móviles Android y iOS), Wireless Network Watcher (para Windows) y LanScan (para macOS). Todas ellas son aplicaciones similares, que te indican en un sencillo listado qué aparatos están usando tu Wi-Fi con solo instalarlas.

¿Cómo proteger el router para que nadie se conecte a tu red?

Incluso aunque no hayas detectado a nadie conectado a tu red, es importante que protejas tu router por razones de seguridad. Estas son algunas de las medidas que puedes tomar para que nadie se conecte a tu red sin tu permiso. 

Asegúrate de que el WPS está desactivado

El WPS es una función básica del router. Se activa y desactiva con un botón con el mismo nombre que se encuentra en el propio router. Cuando el WPS está activado, se activa la opción de acceder a la red con un PIN de solo 8 dígitos. Puede tratarse de una opción tentadora por las larguísimas contraseñas que suelen tener las redes, pero las contraseñas cortas son menos seguras.

Normalmente, todos los routers de hoy en día vienen con esta función desactivada. Por si acaso, asegúrate de que esté desactivada para proteger tu red.

Apaga el router cuando te vayas de casa

Es una opción sencilla, pero efectiva. Si te vas de casa, es recomendable que apagues el router, ya que no lo vas a usar. Esta práctica es recomendable si sueles irte de fin de semana o cuando te vas de vacaciones.

Oculta tu red Wi-Fi

Cuando nos vamos a conectar a una red Wi-Fi, accedemos a una lista de todas las redes que hay en los alrededores. Existe una opción para que tu red no aparezca en esta lista y evitar así que otras personas puedan acceder a ella sin tu permiso.

Lo primero que debes tener en cuenta es que tienes que recordar el nombre de tu red. De lo contrario, si la ocultas y olvidas su nombre, no podrás acceder a ella. Antes de tomar esta medida, apunta el nombre de tu red en un lugar seguro y que tengas a mano.

Para ocultar tu red debes acceder a los ajustes del router. Para esto, tienes que escribir “192.168.1.1” en la barra tu navegador. Entonces tendrás que iniciar sesión con tu usuario y contraseña. Si no conoces estos datos, tu operador te los podrá facilitar. Una vez hayas accedido a los ajustes del router, busca las opciones del SSID. Allí encontrarás una opción para ocultar el SSID. Selecciónala y tu red dejará de aparecer en los listados de redes Wi-Fi.

Cambiar el nombre de la red y la contraseña del Wi-FI

Cambiar el nombre y la contraseña de tu red Wi-Fi también es una opción sencilla y efectiva para protegerte. Para esto, también tienes que acceder a los ajustes de tu router.

Escribe “192.168.0.1” en la barra del navegador y accede a los ajustes con tu nombre de usuario y contraseña. Recuerda que si no los conoces o si no los recuerdas, tu operador te los puede facilitar.

Ve a la sección de Wi-Fi en los ajustes y haz los cambios que quieras. Ahí podrás cambiar la contraseña y el nombre de tu red para que sea más difícil acceder a ella. Recuerda escoger una contraseña compleja y que solo tú conozcas.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.